RESERVAR

Entrada
Salida
Reserva al mejor precio garantizado
INSTAGRAM

GRACIAS

GRACIAS


23 Feb 17

Mmm….recién amanece, aún huele a ese rocío del alba tan característico de esta época. Santa Catalina se despereza mientras un tibio rayo de sol se cuela entre las nubes  de la mañana. Oigo risas, veo gente yendo y viniendo, siento ese aroma a café que me confirma la llegada de un nuevo día a este parque tan lleno de vida, tan lleno de historias…

De repente, un …-¡Buenos días! ¿Qué tal has dormido?- hace que me gire; reparo en esa figura que me mira fijamente, una dulce mirada repleta de afecto que pone la piel de gallina.  Es ella, quien, como cada mañana, se convierte en el rostro vivo de esta casa. La primera imagen con la que se encuentran nuestros huéspedes al llegar, el primer buenos días de la mañana.

ver mas

Hoy luce una preciosa camisa de algodón blanca que combina con su labial rojo y su perfecto eyeliner oscuro. Es sábado y hay muchos huéspedes alojados; observo como levanta su mirada,  y dedica la mejor de sus sonrisas a cada uno de ellos; comparte su tiempo entre mapas y direcciones,  entre recomendaciones de  ricos restaurantes y festivales locales, entre risas y confidencias tras el agradecimiento por una espléndida excursión. Es envidiable verla tras ese pequeño mostrador disfrutando a cada palabra de agradecimiento mostrada, desviviéndose a cada segundo por convertir unas pequeñas vacaciones… en la mejor experiencia de nuestros huéspedes. No es de extrañar ver su nombre plasmado tras un GRACIAS POR TU AMABILIDAD. ¡Cuántas cosas nos quedan por aprender de ella! Sin duda, un diamante en bruto.

Son las cuatro, el Parque Santa Catalina es un hervidero de “mascaritas”, de alegría, bullicio, música… en definitiva, de vida. Es la hora del cambio de turno, y de nuevo un … ¡Buenas tardes! ¿Qué tal el día?- y un simple guiño de ojos, me despierta una sonrisa. Una suave brisa fresca da paso a  la tarde; quedan clientes por llegar y es imprescindible que todo esté listo. No me cabe la menor duda de que la recepción no puede estar mejor atendida… él es quien pone el alma a BedandChic. Es admirable verle ahí, haciéndose enorme en ese mostrador diminuto. Acompañando cada frase ingeniosa digna de los más reconocidos monologuistas, de la más noble de las sonrisas. Los huéspedes preguntan por él, conocen su nombre, quieren estrecharle la mano y darle las gracias por ese hospital, recomendado por él, que les ha tratado como auténticos reyes. La EMPATÍA  en sin duda,  una de sus muchas y admirables cualidades.

Caigo en la cuenta de que me falta alguien, cierto, hoy no viene, pero el señor de la habitación 102 me ha pedido que le mande saludos. En un perfecto español me ha contado cuál ha sido la mejor experiencia vivida durante su estancia; ese restaurante, de maravillosas vistas al mar, cuyo menú ha hecho las delicias de su pareja, y que ¿cómo no? él le ha recomendado.  Ese característico –Hi guys!- acompañado de un “chasquido de dedos” le convierte en alguien único, alguien imprescindible para la familia BedandChic. Han sido tantas  las veces que su nombre aparece en los agradecimientos de nuestros huéspedes, que es imposible recordar el número exacto… Una SIMPATÍA incomparable e insustituible le caracterizan, qué lujo es tenerle aquí, qué lujo es para nuestros clientes tenerle aquí.

Elizabeth, Héctor y Santi, GRACIAS POR GENERAR TANTOS AGRADECIMIENTOS.

GRACIAS POR ESTAR EN BEDANDCHIC.

 



RESERVAR